miércoles, 3 de junio de 2015

Costillas de cerdo asadas a la Coca-Cola

Costillas de cerdo asadas a la Coca-Cola


¡Menuda maravilla de receta os traigo hoy!  Cuando la vi enseguida pensé que tenía que probarla, ¿un asado con Coca-Cola?  Sonaba la mar de extraño pero pensándolo bien las carnes cocidas en un líquido con gas quedan la mar de tiernas y sabrosas, pensad si no en el pollo a la cerveza, o en los típicos asados navideños que se hacen con cava o con  champagne.  Y después de leer el resto de ingredientes no me quedo ninguna duda: el toque salado de las salsas Worcestershire y de soja, el dulce de la miel y el azúcar  moreno, el toque un poco picante de la mostaza, el punto sabroso de la salsa de tomate, el aromático  y profundo  sabor de la canela  y el anís estrellado... Todo ello sazonando la carne que al cocerse por largo tiempo a baja temperatura queda melosa, tierna y muy, muy jugosa...  Lo dicho, una maravilla de receta que tienes que probar si o si ¡te va a gustar tanto que la repetirás mil veces!  

Además todo el trabajo que tiene es el de preparar los ingredientes, la receta se hace solita en el horno  y tu solo tienes que esperar mientras preparas la mesa y te tomas un aperitivo.  ¡Es la receta perfecta!







Costillas de cerdo asadas a la Coca-Cola

INGREDIENTES para 4 personas
1 kg de costillas de cerdo en una pieza, yo de cerdo Duroc, mucho  más meloso y gustoso.
750ml de Coca-Cola,  1/2 cucharadita de canela
2 estrellas de semillas de anís,  50 gr de azucar moreno
25 gr de miel,  50 gr de salsa de tomate,  1 cucharada de mostaza
2 cucharadas  de salsa Worcestershire (Perrins u otra marca)
25 ml de salsa de soja,
sal y pimienta  negra recién molida


Costillas de cerdo asadas a la Coca-Cola


RECETA

Ponemos el horno a precalentar a 150º .

Lavamos la pieza del costtillar, la secamos, la salpimentamos por los dos lados y la colocamos  en una fuente de horno honda. 


Seguidamente, del total de Coca-Cola de la receta separamos un vaso y lo reservamos.  El  resto de la Coca-Cola lo añadimos a la fuente de horno con las costillas de cerdo y también añadimos la media cucharadita de canela y las dos estrellas de anís estrellado. 

Una vez el horno esté ya a la temperatura de 150º introducimos la bandeja en el horno y la dejaremos por espacio de 2 horas.


Mientras las costillas de cerdo se van  asando con la Coca-Cola preparamos la salsa para glasearlas y darles el toque final de lacado. Esta salsa es espectacular, además de estar riquísima da a la carne un aspecto  brillante  de lo  más apetitoso.


Lo único que tenemos que hacer es mezclar todos los ingredientes que nos quedan:  el vaso de Coca-Cola que teníamos reservado, el azúcar moreno, la miel, la salsa de tomate, la mostaza, la salsa Worcestershire y la salsa de soja.  Lo batimos un  poco para que se integren todos los ingredientes y ponemos la mezcla a reducir en una sartén, dejaremos que vaya hirviendo hasta que esté reducida a la mitad.  Nos quedará como un caramelo líquido, hay que tener en cuenta que al enfriarse se espesa aún más.  

Si os sobra de esta salsa no la tiréis, podéis usarla par dar sabor a vuestras hamburguesas, salchichas frescas, filetes... Da un sabor riquísimo a todas las carnes simplemente  hechas a la parrilla. 


Reservamos la salsa hasta que las costillas de cerdo asadas a la Coca-Cola estén a punto, como las hemos hecho durante bastante tiempo a baja temperatura habrán quedado como confitadas, de modo que la carne estará tierna, muy jugosa,  y se desprenderá del hueso con facilidad. 


Cuando tenemos la carne a punto la sacamos de la bandeja y la colocamos sobre una rejilla, yo coloco una bandeja debajo para recoger el jugo de cocción y no ensuciar tanto el horno.  

El último paso es pintar la carne de las costillas de cerdo asadas con la salsa que tenemos reservada, usando un pincel de cocina untamos bien por toda la superficie del costillar, una buena capa de la salsa espesa y perfumada, que impregne bien  todas las costillas.  


Volvemos a colocar las costillas de cerdo asadas a la Coca-Cola en el horno pero esta vez sobre la rejilla y bien cubiertas de la salsa que les dará un aspecto lacado y las hará todavía más jugosas y sabrosas.  Las dejamos 15 minutos más para que la salsa impregne bien toda la carne y ya las tenemos a punto  para servir.


Podéis servirlas con un poco de esta ensalada multicolor con salsa de yogur para desengrasar un poco el paladar, o bien esta ensalada de remolacha y zanahorias repleta de vitaminas y minerales,  os quedará un menú de lujo!

¿Mas recetas de asados?  ¡Prueba estas delicias!




Sígueme en las redes sociales

Puedes seguirme en Facebook,  Twiter Google+ para estar al día de todo!

Esta receta la vi aquí