Pollo de payés asado con butifarras


Pollo de payés asado con butifarras



Esta fué mi comida del día de año nuevo, un contundente asado de pollo de corral y butifarras con su jugo con un acompañamiento de champiñones salteados con ajo y perejil y unas patatas sarladesas muy sui generis. El asado es el auténtico plato tradicional de fiesta mayor en Cataluña, y tiene toda la inteligencia de las cosas tradicionales, está impresionantemente bueno, se hace con antelación para que quien cocina pueda disfrutar de la fiesta como todos los demás y además es un plato que aguanta varios días en la nevera mejorando con el tiempo y si sobra se pueden hacer unos canelones o una salsa de pasta para chuparse los dedos!





Pollo de payés asado con butifarras, ingredientes:

1 pollo de corral*
4 butifarras de calidad cortadas en tres trozos cada una 
4 cebollas 
1 cabeza de ajos entera 
1/2 vaso de brandy o de vino rancio 
2 hojas de laurel 
1 cucharadita de tomillo seco 
1 tomate maduro
1 vaso de caldo de pollo 
sal y pimienta negra recién molida 
aceite de oliva virgen extra

La picada

Los asados tradicionales catalanes siempre llevan una picada al final, es el toque de gracia! La picada siempre lleva uno o dos ajos, si son fritos mejor, una rebanada de pan frito, unas almendras o avellanas, unas hojas de perejil, que puede ser frito en el mismo aceite que se han frito los ajos y el pan .. . Y después hay quien le pone una punta de chocolate, un poco de canela, piñones, carne de ñora... ¡este es el secreto de cada casa!



* Los pollos de corral suelen ser animales grandes, pueden pesar unos dos kilos, para este plato es importante que el pollo sea de mucha calidad. Os saldrá un poco más caro pero es la estrella de un plato de fiesta!



Pollo de payés asado con butifarras, preparación:


El pollo lo debemos tener cortado en 8 trozos ya que es muy grande, si no nos lo han cortado en la carnicería tendremos que cortarlo nosotros i lo salpimentamos.

Calentamos unas 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en la cazuela donde cocinaremos nuestro asado, debe cubrir el fondo de la cazuela, una vez caliente el aceite freímos el pollo y los trozos de butifarra, una vez esté dorado lo retiramos de la cazuela y lo reservamos.

Picamos las cebollas y las añadimos a la cazuela con el aceite del pollo, junto con el tomate maduro y la cabeza de ajos entera, dejamos que se vaya haciendo a fuego muy lento, debe quedar un sofrito caramelizado.

Una vez tenemos el sofrito a punto añadimos el pollo y las butifarras y damos unas vueltas para que se impregne del sofrito, seguidamente añadimos el brandy, el tomillo, el laurel y el caldo de pollo y dejamos que se vaya haciendo a fuego muy lento. Estará unos 45 minutos más o menos.

Mientras tanto podemos hacer la picada, ponemos todos los ingredientes en el vaso de la minipimer y los trituramos, añadimos un poco de caldo de pollo para ligar la picada, debe quedar como una salsa muy espesa.

Añadimos la picada a la cazuela repartiéndola por encima del asado y lo dejamos cocer unos 15 minutos más, el pollo debe quedar bien blando, que se separe la carne de los huesos. Y la salsa debe quedar bien espesa y untuosa, muy aromática.


Este plato requiere un cocción lenta y un poco de paciencia pero en realidad es muy fácil de hacer, una vez has dorado el pollo y las salchichas el plato se hace solo, hace falta un hervor suave y constante, el típico chup-chup. Hacedlo y ya veréis como es un plato que vale la pena!

Para acompañar he puesto unos pocos champiñones cortados en cuartos y salteados con ajo y perejil y las patatas las he cortado con mandolina, he hecho unas torres con las láminas finas i las he asado al horno con grasa de pato y un ajo prensado por encima. 


Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!