Pollo marinado en yogur con limón y albahaca #OperaciónVidaSana #ComeSanoyMuévete



#OperaciónVidaSana  #ComeSanoyMuévete   


Hoy una receta de pollo ideal, que está para tirar cohetes de rica, que se hace en un periquete sin ensuciar nada en la cocina y lo mejor de todo, super ligera y muy sana. Con esta receta inauguro una nueva etapa en mi vida y lo quero compartir con todas las personas que me leen y me siguen en las redes, porque somos muchos los que necesitamos una #OperaciónVidaSana y lo mejor para eso es #ComeSanoyMuévete. :-)

Este post es muy importante para mí porque es el primero de mi nueva vida, una vida más ordenada, más activa y, sobre todo, más sana. Porque hace ya demasiado tiempo que estaba demorando la decisión de volver a instaurar en mi vida hábitos saludables, de intentar volver a mi peso, abandonar el sedentarismo, dedicarme un poco de tiempo a mi y, en definitiva, de poner orden en mi vida. 

Si, porque el blog me ha aportado muchísimas cosas positivas, me ha permitido conocer a personas extraordinarias que admiro profundamente y adentrarme en un mundo interesantísimo y que adoro, pero para mi ha tenido un coste altísimo… Para ponerlo en cifras han sido más de 20 kilos de aumento de peso en poco más de dos años, así de claro. Sí, sí, como lo lees, ¡más de 20 kilos de aumento de peso! Una burrada, y más cuando yo soy una persona que debería vigilar muchísimo, no aumentar ni un gramo y hacer mucho deporte, al llevar implantada una prótesis integral de cadera desde relativamente joven. 

¿Qué como he llegado a esta situación? Pues todo se resume en que no paro de comer y no me muevo nada de nada, mi vida se resume en 8 horas de trabajo sedentario y cuando salgo de la oficina: cocinar, comer, probar productos gourmet, catar vinos, escribir sobre todo ello y dedicar un montón de horas diarias a atender las redes sociales, y prácticamente todo con el culo pegado al asiento, ¡que se me ha quedado figura de sillón! jejejeje

Pero bien, de nada sirve lamentarse, lo importante es que por fin me he decidido a poner fin a esta situación y volver a mi ser, así que he hecho un trabajo de concienciación y ahora estoy decidida a coger el toro por los cuernos sin paños calientes. Tengo por delante un gran trabajo y quiero hacerlo bien, y por eso he decidido ponerme en manos de profesionales de confianza. He buscado una nutricionista y una entrenadora personal que se adapten a mis necesidades, ellas serán también protagonistas de esta historia. 
Se trata de la Dra. Anna Costa, propietaria del centro NutriClínica Doctora Costa en Girona y que tal vez conozcas porque es habitual verla en medios de comunicación, y mi entrenadora personal es Màrian López que tiene un estudio de entrenamiento personal también en Girona. Ambas son grandes profesionales y su filosofía se adapta completamente a la mía: nada de dietas milagro, nada de pasar hambre, de sufrir en el proceso ni de esperar resultados espectaculares en dos días, se trata de instaurar hábitos saludables para toda la vida, de ganar en salud, no de ponerla en peligro. Así que me he puesto en sus manos y ya he empezado mi particular #OperaciónVidaSana #ComeSanoMuévete. ¿Te apuntas a hacerla conmigo?

Cada semana os iré dando recetas saludables y compartiendo las pautas y consejos de la nutricionista Anna Costa, sin compartir la dieta personalizada que compone para mi personalmente, pues no serviría de nada, lo que a mi me va bien puede que a tí te vaya fatal. Eso de pasarse las dietas es una tontería que debes evitar, no solo no te ayudará a perder peso de forma sana y a no recuperarlo después, si no que puedes poner en riesgo tu salud. Lo importante es instaurar hábitos de vida saludable y, si lo necesitas, ponte en manos de profesionales, como he hecho yo.

Por otro lado el ejercicio físico siempre es beneficioso, hay que moverse todo lo posible y si quieres un ejercicio más intenso o especifico te aconsejo mil que te pongas en manos de una entrenadora personal. Te ayudará a hacer los ejercicios y te corregirá las malas posturas o incorrecciones que podrían provocar lesiones y escogerá los más adecuados para ti, como dice Màrian Lopez hay mil ejercicios diferentes para lograr el mismo objetivo, si uno no te gusta o no te conviene se prueba con otro hasta conseguir que disfrutes. Además si eres una persona a la que no le gusta demasiado el deporte, como yo, una entrenadora te animará y hará que lo disfrutes y que veas resultados, ¡yo estoy encantada con Màrian! Y eso que acabo de empezar ¿Quieres saber un secreto? Después de la primera sesión estaba tan animada y activada que al llegar a casa me puse a ordenar los cajones de mi armario ¡hacía meses que lo tenía pendiente! Jejejeje 

Bueno, ya me he enrollado mucho explicándote mi vida así que creo que ya está bien por hoy ¿no? En el próximo post te enseñare los resultados del análisis corporal que me hicieron en la primera visita, mi peso y las proporciones de grasa, agua, tejido muscular y esquelético. Me da bastante vergüenza pero he decidido compartirlo así que... ¡adelante! Así podrás ver mi evolución semanal y si estás en mi misma situación tal vez te ayude a dar el primer paso o a no decaer si ya has empezado. 

También te presentaré a las otras dos protagonistas de esta historia, Anna Costa y Màrian López, y te hablaré de mis rutinas de ejercicios y de los “deberes” que me pone Màrian para hacer los días que no la voy a ver, pero te digo lo mismo que con las dietas, no te tomes mis rutinas al pie de la letra porque están pensadas para mis circunstáncias personales y puede que a ti no te vayan bien, lo mejor es un plan personalizado, informáte porque una entrenadora o entrenador personal no es ni mucho menos tan caro como podría parecer y los beneficios son muchísimos.

Y ahora vamos con la receta que está para tirar cohetes de rica, ¡¡0% grasas y 100%sabor!!



Pollo marinado en yogur con limón y albahaca, ingredientes:


4 cuartos traseros de pollo por la mitad y sin piel (o 8 muslitos sin piel)
1 limón
1 ramillete de albahaca fresca
Sal rosa o sal marina y pimienta negra de molinillo
1 yogur, si es desnatado mejor
Bolsas para asar




Pollo marinado en yogur con limón y albahaca, preparación:


Ponemos el horno a calentar a 180º, porque las bolsas para asar no soportan temperaturas superiores a los 200º.

Limpiamos bien el pollo bajo el grifo, lo secamos bien con papel de cocina y retiramos los posibles restos de grasa y piel que puediera tener.  Salpimentamos y reservamos.





Rallamos la piel del limón con cuidado de rallar solo la parte de piel de color amarillo, no la blanca pues amarga.  





Picamos la albahaca reservando unas hojitas para decorar.





En una bolsa de asar ponemos el yogur, el pollo salpimenado, la ralladura de limón y la albahaca picada,  cerramos la bolsa y sacudimos con cuidado para que el yogur y el resto de ingredientes cubran bien todo el pollo.  También podemos mezclarlo todo en un bol,  pasarlo después a la bolsa de asar y cerrar la bolsa seguidamente. Guardamos la bolsa en la nevera.





El pollo tiene que marinarse con el yogur al menos una noche aunque puede estar en la nevera hasta 3 o 4 días, así que resulta ideal para preparar varias bolsas con diferentes marinados y tenerlas en la nevera hasta el día de utilizarlas.  




Una vez el pollo marinado introducimos la bolsa en el horno durante una hora aproximadamente, si los trozos de pollo son muy grandes podemos dejar la bolsa más tiempo, aunque el pollo se haga mucho no quedará seco al estar dentro de una bolsa hermética con todo el marinado.





Una vez el pollo asado sacamos la bolsa del horno, la abrimos con cuidado de no quemarnos pues saldrá un vapor muy caliente al abrir la bolsa y vertemos todo el contenido en una sarten amplia. Verás que sale mucho líquido pues el pollo ha soltado mucho jugo y el yogur también se ha licuado, ahora tenemos que poner la sarten al fuego bien fuerte para que se evapore todo el líquido sobrante y la salsa adquiera la consistencia deseada.  




Servimos el pollo marinado en yogur con limón y albahaca con gajos de limón, unas hojas de albahaca fresca picada y algunas enteras para decorar y listo, más fácil y rápido imposible, y ya verás que rico que está, queda tiernísimo y muy sabroso.

El pollo sin piel es una cosa bastante sosa pero al marinarlo en yogur el ácido del yogur actua sobre la carne y la vuelve más tierna y jugosa, ¡es súper buena idea! Y encima sin nada de grasa y sin ensuciar casi, ¡me chifla esta receta!  Puedes adaptarla a tus gustos siempre con la base de pollo sin piel y yogur más lo que tengas por casa o lo que te apetezca, variando los ingredientes,  

Anímate a hacer esta receta y me cuentas, y si quieres unirte a mi reto #OperaciónVidaSana #ComeSanoyMuévete me hará mucha ilusión. Cuantos más seamos más fácil será así que no lo pienses más y ¡únete!

¿Más recetas ligeras y deliciosas para perder peso comiendo delicioso?


20 recetas light para que disfrutes de la comida mientras te cuidas




¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!