Hojaldres de manzana




Hojaldres de manzana


Unas tartitas de hojaldre de manzana fabulosas, se hacen en un periquete y queden riquísimas. Ideales como desayuno o merienda pero también como postre, si las haces un poco más pequeñitas y las sirves templadas con una bola de helado dejarás a todos tus invitados con la boca abierta, ¿te imaginas?

A mi me encantan así como las ves en la foto, con un poco de compota de manzana, quedan muy jugosas y al mismo tiempo muy ligeras, ¡ideales! Pero si lo prefieres puedes utilizar crema pastelera en lugar de la compota, o incluso un poco de natillas compradas, quedarán las tartitas más consistentes y energéticas, ideal para una merienda o desayuno para los niños.  





Hojaldres de manzana, ingredientes:


1 paquete de masa de hojaldre 
3 manzanas
3 cucharadas de azúcar moreno (o al gusto)
1 cuchara de de zumo de limón
un poquito de canela
mermelada para pintar
un poco de agua


Hojaldres de manzana, preparación:


Precalentamos  el horno a 180º.

Empezamos preparando una compota de manzana. Pelamos una de las  manzanas y la cortamos en trocitos pequeños, los ponemos en un bol apto para el microondas y añadimos una cucharada de azúcar moreno, un poquito de canela, una cucharada de agua y una cucharada de zumo de limón. Mezclamos y  lo cocemos al micro 2 minutos a 800w bien tapado, en un recipiente con tapa o bien con papel film.  La manzana debe de quedar bien cocida  y tierna, si es necesario podemos repetir un minuto más.

Cuando tenemos la manzana bien cocida trituramos con la batidora, vamos añadiendo agua a cucharaditas hasta obtener la textura de compota. Reservamos.


Pelamos las otras dos manzanas, las partimos por la mitad, retiramos el corazón y las cortamos en gajos bien finos. Si disponemos de una mandolina nos facilitará mucho el trabajo, pero si no tenemos no pasa nada, con un cuchillo bien afilado y un poco de paciencia también te quedará bien. Una vez las  vamos cortando las vamos depositando en un bol lleno de agua con limón para que no se oxiden.




Estiramos bien la lámina de pasta  de hojaldre  y cortamos rectángulos del tamaño que queramos que tengan nuestros hojaldres, ten en cuenta que al cocerse se encogerán un poco, a mi me han salido 6 tartitas. Disponemos  las bases de hojaldre en una bandeja de horno forrada de papel de hornear o de una lámina de silicona.

Repartimos por encima de las bases de hojaldre la compota de manzana que teníamos reservada, dejando como un dedo de margen todo alrededor. Esto lo hacemos porque así los bordes se hincharán un poco y quedará más crujiente y bonito.




Por encima de la compota de manzana repartimos las láminas de manzana, espolvoreamos con el azúcar moreno y la canela al gusto y ya  podemos hornear.




Tardará poco más de un cuarto de hora, pero como siempre te digo cada horno es  un  mundo,  así que vigila y en cuanto veas que ya están dorados los hojaldres es que ya está a punto. Sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar cinco minutos, seguidamente los depositamos sobre una rejilla hasta que se acaben de enfriar del todo y ya los tendremos listos.

Así mismo están deliciosos pero si quieres que te  queden aún más ricos y bonitos puedes mezclar 2 cucharadas de mermelada con una cucharadita de agua y pintar con esta mezcla los hojaldres para que te queden más brillantes.

Puedes guardarlos en una caja hermética y te aguantan varios días, si pierden el crujiente puedes darles un golpe  de calor en el horno, ¡nunca en el micro! Aunque  vamos, que no creo que te queden para otro día, ¡están tan ricas que seguro que vuelan!


¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!