jueves, 7 de mayo de 2015

Quenelles de calabacín y queso

Quenelles de calabacín y queso

Imagen 0 


Quenelles de calabacín y queso

Este tipo de "croquetas" de verduras y queso, asadas en el horno, son una forma de lo más deliciosa de tomar verduras, Si estás a régimen o siguiendo  algún tipo de dieta o plan para adelgazar te serán muy útiles, para variar la presentación  de tus platos de verduras. Tan ricas como las  croquetas pero sin nada de aceite, las verduras preparadas de esta manera  además  de muy sanas resultan deliciosas. Si no las conocías seguro que te declaras fan total.

Yo les  llamo quenelles por la forma que tienen, de quenelle.  Seguro que en algún restaurante te han servido el helado cremoso o tal vez algún puré con esta forma que se logra modelando una preparación con dos cucharas soperas, pasando un  poco de masa de una a otra y dándole esta forma ovalada.

En Estados  Unidos a estas preparaciones las llaman "tots". Además de las quenelles de calabacín y queso que te traigo hoy, allí son muy conocidas  también las quenelles de coliflor y queso que ya publiqué hace un tiempo y que siempre está entre las recetas más vistas del blog. No me extraña ¡ya te digo  que están para chuparse los dedos!

Las  empecé a preparar para cuidarme y ahora no hay semana que no las prepare ya que mi hijo las adora. Así que si quieres introducir a los peques  en la alimentación saludable y que tomen  más verduras ¡está es tu receta!


Imagen 1 

Quenelles de calabacín y queso 

INGREDIENTES

2 calabacines medianos

1 cebolla pequeña rallada

1 ajo picado

100g de queso rallado (puede ser bajo en grasas para lograr una receta light)

50gr de pan rallado 

1 huevo

sal y pimienta negra recién molida


Imagen 2 

 
Quenelles de calabacín y queso


RECETA

Lo primero que tenemos que hacer es preparar las verduras. Pelamos y rallamos la cebolla y el ajo y limpiamos los calabacines, les quitamos los extremos y los rallamos con un rallador de agujeros gruesos, como  en esta fotografía.


Imagen 3 


Puede ser que los calabacines al rallarse suelten mucha agua, los mejores para preparar estas quenelles de calabacín y queso son los de tamaño mediano,  oscuros, firmes y muy frescos. Serán los que menos agua harán al rallarlos, de todos modos siempre es aconsejable colar los calabacines rallados para eliminar el exceso de agua, como en la siguiente fotografía.


Imagen 4 


Una vez tenemos a punto  todos los ingredientes los mezclamos todos en un bol lo suficientemente amplio como para trabajar cómodamente.

El pan rallado y el huevo también se mezclan con el  resto de ingredientes. Las quenelles de calabacín y queso no van rebozadas ni fritas sino asadas en el horno, y el pan rallado lo que hará será absorber el exceso  de liquido  de la cebolla y el calabacín al asarse y, junto con el huevo, amalgamar la mezcla.


Imagen 5 

Seguidamente formamos nuestras quenelles con esta mezcla. Para ello cogemos una  porción de masa con una cuchara sopera, luego la pasamos a otra cuchara sopera y otra vez a la primera, de esta forma habremos conseguido formar una especie de croqueta ovalada de tres caras, una  preciosa "quenelle". Es muy fácil,  a la segunda que hagas te saldrán perfectas.


Imagen 6 


Colocamos nuestras quenelles de calabacín y queso en una bandeja de horno forrada de papel de hornear o, como yo, una lámina de Teflon ® antiadherente, y las asamos en el horno  precalentado a 200º.

Tardarán en cocerse unos 17 minutos, esto es lo que tardan en mi horno peró ya sabés, cada horno es deferente así que vigila que no se te quemen.  En este  caso además dependerá del tamaño de las quenelles, si las has hecho muy grandes tardarán  más en hacerse por dentro.   En cuanto veas que están tostaditas por fuera ya las tendrás a punto.


Imagen 7 


Mira que bonitas quedan,  da hambre solo de verlas, ¡y eso que no puedes olerlas!


Imagen 8 


Ahora vamos a preparar la  salsa para acompañar nuestras quenelles de calabacín y queso.

Salsa de yogur griego  al hinojo


INGREDIENTES

1 yogur griego

1 manojo  de hinojo  fresco

un chorro de zumo de limón

1 ajo

sal al gusto


Imagen 9 

Facilísimo, pelamos y picamos el ajo, lavamos y picamos el  hinojo y lo mezclamos con el yogur griego, la sal  y  un chorrito  de zumo de limón, probamos para ver  si hay  que añadir algún ingrediente y  ya está ¡deliciosa! 


Esta salsa de yogur e hinojo  os quedará genial para aliñar alguna ensalada verde o para acompañar pescados hechos al vapor.  Está muy rica, es muy fresca y sabrosa y además muy saludable, el hinojo es una planta digestiva muy conocida, si tienes problemas de digestión  pruébala y veras como mejoras.   





¿Te ha gustado  esta receta de hoy?  Pues si quieres ver más recetas deliciosas para cuidarte no dejes de visitar este otro post donde puedes encontrar un menú completo de platos saludables Recetas para adelgazar deliciosas, ¡seguro que te sirve para inspirarte!

Imagen 10 


Sígueme en las redes sociales


Puedes seguirme en Facebook,  Twiter Google+ para estar al día de todo!

 [RETO=5]