Espaguetis light con gambas y brócoli




Espaguetis light con gambas y brócoli 


Una receta muy adecuada para esta Semana Santa o para cualquier ocasión, porque estos espaguetis con gambas y brócoli están divinos!  Además el brócoli que he usado no es un brócoli normal, es brócoli purpura esparragado, una variedad ecológica y llena de propiedades que lo convierten en uno de los denominados alimentos funcionales, superalimentos! Tiene glucosinolatos y otros fitonutrientes, hasta en diez veces más cantidad que otras variedades de coles y brócoli y además no tiene los compuestos de azufre típicos de otras crucíferas y que son los responsables del mal olor cuando se cuecen. Esta verdura tiene un sabor de lo más agradable, entre un brócoli muy suave y un espárrago, tirando a dulzón, ¡buenísimo!  

Cuando lo vi  en la parada de La Coromina del mercado del León me pareció tan bonito con sus brillantes brotes morados que no me pude resistir a probarlo, además Aurora, la chica de la parada, me aseguro que esta verdura tenía un delicioso sabor  que recordaba al espárrago así que, como tenía un montón de cabezas de gambas congeladas de otra preparación y tenía ganas de gastarlas para hacer sitio en el congelador, enseguida pensé en esta receta. Un poco inspirada en un revuelto de espárragos con gambas pero en versión salsa para pasta ¡y cargada de propiedades saludables!  Si no encontráis esta verdura podéis perfectamente sustituirla por espárragos, os quedará genial!






INGREDIENTES
1 manojo de brócoli púrpura esparragado o de espárragos trigueros ( yo de La Coromina)
500g de gambas 
2 dientes de ajo
1 manojo de perejil
Aceite de oliva virgen extra
sal i pimienta negra recién molida
1 guindilla (si os gusta un poco picante)
1 chorrito de vino blanco, brandi o coñac.




RECETA

Pelamos las gambas reservando las pieles y las cabezas para preparar la salsa.

Limpiamos el brócoli esparragado o los espárragos, desechamos las partes mas duras y los cortamos en trozos no muy pequeños.  Los hacemos al vapor o al microondas unos minutos, tienen que quedar "al dente", no muy cocidos.





Empezamos a preparar la salsa, ponemos en una cazuela dos cucharadas de aceite y todas las pieles y cabezas de gambas, las vamos aplastando con el dorso de una cuchara de madera o la mano de mortero para que suelten toda la sustancia y, cuando cambien de color y se pongan rojas, echamos un chorrito de vino blanco seco o de brandy o coñac y dejamos que se evapore el alcohol durante un minuto. 

Seguidamente cubrimos con agua y lo dejamos hervir un cuarto de hora, esta será la salsa de la pasta ¡y ya verás que buena!



Mientras se hace la salsa con las cabezas y restos de gambas ponemos el agua a hervir para cocer la pasta. Una vez empiece a hervir el agua añadimos la pasta y la cocemos según las instrucciones del fabricante.

Ponemos una cucharada de aceite de oliva en una sartén antiadherente con los dientes de ajo pelados y cortados en láminas, cuando empiece a oler el ajo y antes de que se tueste añadimos las colas de gamba y las hacemos un par de minutos, no deben hacerse del todo ya que quedarían muy secas pues todavía las haremos un par de minutos más con la salsa.




Pasamos las cabezas de las gambas por un colador chino para aprovechar toda la salsa y la ponemos en una sartén a reducir si ha quedado muy líquida, rectificamos de sal si es necesario y añadimos la guindilla si queremos la salsa un poco picante.





Una vez la salsa ya ha reducido un poco añadimos las gambas y los trozos de brócoli al vapor, tiene en cuenta que al mezclarse con la pasta espesa más la salsa, no la dejamos demasiado reducida. Le damos unas vueltas un par de minutos para que se unan todos los sabores.





Escurrimos la pasta una vez cocida al dente, ¡que no se pase que pierde muchísimo! No la escurrimos del todo, dejamos que quede un poco del agua de cocción para añadir a la salsa y la pasta, la mezclamos muy bien para que se impregne de la salsa, los sabores y aromas. 

A esto los italianos llaman "mantecar" la pasta, por eso es importante que haya un poco del agua de cocción para ligar con la salsa, este trabajo de mezclar la pasta y remover le da una toque final impresionante, mirad qué aspecto, deliciosa ¿verdad? ¡Pues es light! Sólo tres cucharadas de aceite de oliva en total, puedes tomar una ración de esta estupenda receta sin remordimiento.




¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!