Canelones de turrón de yema



Canelones de turrón de yema


Hoy os traigo un postre muy navideño, muy bueno y como a mí me gusta, muy fácil de hacer y con un resultado ... de 10! Visualmente estos canelones de turrón son espectaculares pero es que de sabor y de textura también lo son, ¡no te puedes hacer una idea de cómo están de buenos! Esta es una receta que tenéis que hacer en alguna de vuestras comidas navideñas, ¡quedaréis de lujo! 
Yo la conocí en un curso de cocina que hice y me encantó, después esta misma receta la he visto en un libro de cocina de Navidad que editó el diario La Vanduardia con recetas de grandes cocineros, esta es de Albert Adrià, el hermanísimo, otro genio que lleva la cocina en los genes, y es que esta receta tan espectacular, tan divina y al mismo tiempo tan sencilla y tan simple sólo puede ser obra de un gran genio!




INGREDIENTES 
6 trozos de turrón de yema de calidad de un dedo y medio de ancho cada uno (unos 30g por pedazo) 
500ml de nata para montar 
3 hojas de gelatina 
si gusta un poco de azúcar glas para endulzar la nata



RECETA

Cortamos el turrón de yema en trozos de unos 30g, ponemos un trozo de turrón entre dos hojas de papel de horno y la vamos aplanando con un rodillo intentando darle una forma cuadrada hasta que quede fino como una lámina de canelón . Una vez lo tenemos del grosor que nos interesa pulimos las esquinas con un cuchillo, formando un cuadrado.  reservamos entre dos hojas de papel de horno y repetimos la operación con todos los trozos de turrón. Bien envueltos en papel film o papel de aluminio pueden aguantar unos días en la nevera en perfectas condiciones, sólo nos quedará formar los canelones horas antes del momento de servirlos.
 
Si montamos la nata el mismo día que nos comeremos los canelones no hay que añadirle la gelatina, montamos la nata y si nos gusta le añadimos el azúcar, como los canelones de yema ya son dulces yo no le añado, no me gusta demasiado dulce. Sólo nos quedará montar los canelones, ponemos el relleno de nata con la ayuda de una manga pastelera y cerramos el canelón poniendo la junta abajo para que no se vea.

Si lo hacemos unos días antes mejor añadir la gelatina para que aguante la nata. Ponemos las hojas de gelatina cortadas en tres trozos a hidratar en un plato con agua fría, unos 5-10 minutos, mientras tomamos un poco de la nata que tenemos para montar y lo calentamos un poco, sin que llegue a hervir, añadimos la gelatina escurrida a la nata caliente y removemos para que se deshaga completamente. Montamos la nata y un poco antes de estar completamente montada añadimos la nata con gelatina disuelta ya a temperatura ambiente, la acabamos de montar, que quede bien firme, y la guardamos en la nevera para que la gelatina actue. Podemos guardar la nata bien cerrada en un tupper y los canelones de turrón bien envueltos por separado y montar los canelones el mismo día de su uso o bien, si tenemos suficiente lugar montar los canelones y guardarlos ya montados pero separados entre sí y en una sola capa, sin amontonarlos y dentro de un tupper bien hermético.


¿Más postres de Navidad?


Tronco de Navidad relleno de castañas




25 recetas de dulces típicos navideños





¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!




Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!