Bocaditos de jamón y queso


Bocaditos de jamón y queso


Otra receta de aperitivo bien fácil y buena. Con hojaldre se pueden hacer auténticas maravillas ya os lo he dicho más de una vez, pero es que es así, con muy poco consigues quedar como una cocinera de primera. ¿O no te encantan estos bocaditos de jamón y queso? Parecen talmente de confiterí. ¡Y están para chuparse los dedos!



Bocaditos de jamón y queso, ingredientes:


1 lámina de hojaldre cuadrada 
1 paquete de jamón cocido de calidad 
150gr aproximadamente de queso cortado en lonchas, yo uso emmental o cheddar de calidad 
1 cucharada de orégano seco en hojas 
1 huevo batido para pintar 
semillas de sésamo, de amapola o de lino para decorar




Bocaditos de jamón y queso, preparación:



Sacamos el hojaldre del paquete y lo dejamos respirar unos minutos para que pierda la frialdad de la nevera y no se nos rompa ni agriete al desenrrollarlo. Mientras preparamos el resto de ingredientes y precalentar el horno a 180º 

Estiramos la lámina de hojaldre, la cortamos por la mitad y una mitad la cubrimos toda con el jamón dulce, tratando de que no se monten los trozos. Después cubrimos el jamón con el queso y seguidamente lo espolvoreamos con el orégano seco. 

Tapamos con la otra mitad y presionamos un poco por los cuatro costados. Ahora con un cuchillo afilado cortamos los cuadraditos de nuestros bocaditos, de unos 4 o 5 centimetros de lado, primero tiras en un sentido y después en el otro sentido hasta que tengamos toda la pasta en cuadraditos. 

Pintamos la pasta cortada a cuadraditos con el huevo batido y la espoloreamos con las semillas, yo de sésamo tostado. 

Lo cocemos en el horno precalentado a 180 durante unos 10 minutos, en cuanto esté dorado ya estará listo. No os asustéis si el queso se ha fundido y se ha salido por las esquinas de los cuadraditos, no quedará mal. 

Una vez la pasta bien dorada sacamos la bandeja del horno y dejamos que se enfríe, entonces con unas tijeras de cocina o un cuchillo afilado acabamos de cortar nuestros cuadraditos, los servimos enseguida. 

Como todos los hojaldres se pueden recalentar y quedan muy bien, pero nunca en el microondas, sólo en el horno!