Quiche de tomates y queso de cabra



Quiche de tomates y queso de cabra


Hoy os traigo una quiche muy veraniega, ideal para cualquier comida o cena que tengáis, es tan buena que siempre quedaréis la mar de bien. Los tomates cuando son bien maduros y de calidad, como estos de cultivo ecológico de La Coromina, no se pueden comparar con nada y con el queso de cabra y las aceitunas de Aragón forman un equipo fantástico, unos sabores muy intensos, veraniegos y mediterráneos . La mezcla de nata y huevos con su suavidad rebaja un poco la potencia de gustos de los demás ingredientes y le da a la quiche un aire afrancesado, muy de la Provenza. Y para acabarlo de redondear está igual de deliciosa fría que caliente, así que la podéis dejar hecha con antelación y comerla cuando queráis, es una quiche perfecta para comer en cualquier momento del día.



Quiche de tomates y queso de cabra


1 lámina de pasta brisa 
1/2 kilo de tomates cereza 
1 tomate grande cortado en rodajas, yo utilicé un tomate del cuerno, que no tiene casi semillas. Por esta quiche es muy importante que los tomates sean de la máxima calidad, que tengan mucho gusto, la piel fina y pocas semillas, vale la pena gastar un poco más, el resultado es incomparable. En La Coromina los tomates van a 3€ el kilo, por solo un euro más de lo que pagaríamos por unos tomates de súper tienes un producto que no se puede ni comparar, ni en sabor, ni en textura y sobre todo ¡en tu salud! 
1 rulo pequeño de queso de cabra 
200 ml de nata 
3 huevos 
sal, pimienta y orégano en hojas






Quiche de tomates y queso de cabra, preparación:


Precalentamos el horno a 200 º. 

Limpiamos los tomates cerezas y los secamos, cortamos el tomate grande en rodajas. Cortamos el queso en lonchas. 

Batimos juntos los huevos, la nata, media cucharadita de sal y una pizca de pimienta. 

Desarrollamos la lámina de pasta brisa y forramos con ella el molde de la quiche, sin quitar el papel de horno de debajo. Ponemos encima de la pasta los tomates y los trozos de queso de cabra i la nata con los huevos batidos. Lo espolvoreamos todo con las hojas de orégano. 

Lo cocemos en el horno durante 30-40 minutos, hasta que se vea bien dorado y los huevos con la nata bien cuajados. 

Ya veréis como os encanta, es absolutamente deliciosa. 

Si queréis ver alguna otra receta de quiche podéis mirar esta quiche de espinacas y calabacín con queso crema que también está buenísima.


¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!